Productos de cebo ibérico 50% raza ibérica

Jamón

Paleta

Lomo

Chorizo

El cerdo de cebo ibérico, un imprescindible en nuestra dieta

Que la alimentación es uno de los factores más importantes a la hora de criar cerdos ibéricos no es ningún secreto. Sin embargo, podemos alimentar a estos animales de diferentes maneras, como la alimentación con cebo. Así, tendremos diferentes formas de denominar los productos ibéricos.

Pero la denominación de un producto ibérico no solo nos indica la alimentación que ese animal ha llevado durante su crianza. También podemos añadir en su denominación el porcentaje de pureza de raza ibérica que tiene ese animal en concreto. De esta manera, no solo podemos hablar de un cerdo de cebo ibérico o de un jamón de cebo ibérico. También podemos añadir que es un cerdo de cebo 100% ibérico o jamón de cebo 50% raza ibérica.

Si te parecen algo confusas estas denominaciones no te preocupes. Vamos a pasar a explicarlas para que no te quede ninguna duda de a qué nos referimos con todos estos términos.

 

El cerdo de cebo ibérico y la alimentación con cebo

Como decíamos, la alimentación es uno de los factores más importantes que inciden en el sabor y aroma del producto ibérico final. No estamos hablando de lo mismo cuando nos referimos a alimentación con cebo que a alimentación de bellota.

Pero antes de hablar de la alimentación de cebo en sí, es importante aclarar todas las diferencias que existen entre las diferentes denominaciones para los productos ibéricos.

Como indicábamos antes hay dos diferenciaciones principales para referirnos a los productos que provienen de cerdos ibéricos. Por un lado, como ya hemos dicho, está la alimentación. Pero por otro podemos indicar el grado de pureza de raza ibérica del animal del que procede el producto en sí.

Vamos a empezar explicando primero esta segunda clasificación, la del grado de pureza de raza ibérica.

 

El grado de pureza de raza ibérica

Antes de explicar los tipos de porcentaje es importante indicar que en España contamos con una raza de cerdo pura, que es a la que nos referimos cuando hablamos de raza ibérica. También hay que saber diferenciar cuando hablamos de cerdo de cebo ibérico y cuando nos referimos a cerdo de cebo 100% ibérico. Aunque estos últimos apenas existen. Los cerdos alimentados con cebo suelen tener un porcentaje de pureza del 50% ya que su coste de producción es menor.

Un cerdo 100% ibérico, como su mismo nombre indica, proviene de cerdos de raza ibérica que no se pueden encontrar en ninguna otra parte del mundo. Por lo tanto, cuando hablamos de un cerdo de raza 100% ibérica estamos indicando que tanto la madre como el padre de este ejemplar son igualmente 100% ibéricos puros. Estos ejemplares tienen que estar registrados en un libro genealógico que así lo avala.

Para que un cerdo pueda considerarse ibérico debe contar con, al menos, un 50% de pureza de raza ibérica. Por lo tanto, podemos encontrar en España las siguientes tipologías según el porcentaje de pureza:

Cerdo 100% ibérico: ambos progenitores son cerdos 100% ibéricos y están inscritos en el Libro Genealógico para la Raza Porcina Ibérica.

Cerdo 50% ibérico: se da del cruce de una hembra 100% ibérica con un macho de otra especie, normalmente de la raza Duroc.

Cerdo 75% ibérico: se da al cruzar una hembra 100% ibérica con un macho 50% ibérico.

Por otro lado, como decíamos, existe otra forma de denominar los productos ibéricos que nos dan más pistas sobre el animal de procedencia. Estamos hablando del tipo de alimentación que tuvo ese animal, como la alimentación con cebo.

El tipo de alimentación de cada ejemplar

La alimentación es la segunda gran diferencia para denominar los productos ibéricos. Al comprar jamón de cebo 50% ibérico, por ejemplo, estamos indicando que este jamón proviene de cerdos que se alimentan de piensos y legumbres y que su alimentación se ha dado en granjas o explotaciones cerradas.

Pero existen más clasificaciones para definir a los cerdos ibéricos según su tipo de alimentación. Vamos a explicarlas a continuación de forma más detallada.

En primer lugar tenemos a los cerdos ibéricos de bellota, que son aquellos ejemplares ibéricos que se han criado en libertad en las dehesas y que solamente han tomado pastos naturales y bellotas. La gama más alta son los cerdos de bellota 100% de raza ibérica y son los únicos ejemplares que pueden denominarse como “pata negra”. A estos ejemplares los distinguimos con la etiqueta de color negro.

Por otro lado, también puede darse el caso de que el cerdo ibérico en cuestión se alimente también de bellota pero no sea un ejemplar 100% de raza ibérica. En este caso la etiqueta o precinto será de color rojo.

Los cerdos que se han criado y alimentado en pastos, pero cuya dieta se ha complementado con piensos, son los que conocemos con el nombre de cerdos ibéricos de cebo de campo. A estos ejemplares los distinguiremos con la etiqueta de color verde.

Y por último tenemos a los cerdos que se han criado en granjas y explotaciones cerradas y cuya alimentación se ha basado en piensos y legumbres. A estos cerdos los distinguimos con la etiqueta de color blanco y son los denominados como cerdos de cebo ibéricos o cerdos ibéricos de cebo.

Características del cerdo de cebo ibérico

Los productos ibéricos procedentes del cerdo de cebo (también conocido como ibérico de intensivo) poseen unas cualidades únicas debido a sus características de crianza y alimentación.

Un cerdo ibérico alimentado con cebo es aquel cerdo que ha sido alimentado toda su vida con cereales, pienso y legumbres. Su alimentación se ha producido en un cebadero hasta que ha alcanzado un peso determinado. Hay que tener en cuenta que estos ejemplares no han comido bellota ni han realizado la montanera.

El engorde de estos cerdos se produce más rápidamente, ya que el animal no realiza ejercicio alguno por no estar en libertad. Esto se traduce en un sabor y una textura peculiar.

El jamón ibérico de cebo suele poseer una grasa de color blanco y brillante bastante agradable al paladar. Son productos jugosos y con un gran aroma, como también sucede con la paleta ibérica de cebo.

Los productos de cerdos ibéricos de cebo de La Abadía destacan por su carácter exquisito. Todos nuestros productos proceden de animales de nuestra propia ganadería y con una alimentación controlada.

Carrito de compra
× ¿Cómo puedo ayudarte?